Aprenda a hablar en gañán en cómodas sesiones

Algunos/as de ustedes conocerán este vídeo:

Tanto si les sonaba como si no, seguro que tienen una opinión al respecto. Pueden pensar que es gracioso, ridículo, esperpéntico, vacuo o irrelevante, pero bajo ninguna circunstancia puede ser calificado como “irreal” o “exagerado”. Me explico: según mi padre, existe un Triángulo de las Bermudas lingüístico que va de Requena a Cuenca, de Cuenca a Albacete y de Albacete a Requena. Su hipótesis es fácilmente constatable ya que todos los hablantes de ese área comparten no sólo vocablos o frases hechas, sino que además hablan en un tono parecido. Sobra decir que los Muchachada son de esa zona y que mi pueblo también forma parte del Triángulo.

Tal y como dice el Gañán en el vídeo, a los que somos de fuera su forma de hablar nos puede sorprender. En más de una ocasión, he tenido que pedir una aclaración cuando alguien me decía algo usando el vocabulario autóctono. Desde hace ya un tiempo, no sólo ya no tengo que pedir explicación alguna, sino que además he incluido parte de sus jerga a mi repertorio.

Desde Saber y Gañán, a través de su departamento de investigación socio-lingüística, me propongo hacer una pequeña recopilación del vocabulario típico de esta región. Así les enseñaré a hablar en gañán en cómodas sesiones (una labor antropológica que todos anhelaban, lo sé). Aunque sé que existen libros que ya tratan esta misma temática, me parece una labor interesante y hasta graciosa. Sin más dilación pues, les dejo con la primera serie de vocablos y frases hechas que han de conocer para adentrarse en este territorio.

– Guacho/a: niño/a, aunque a veces también se puede referir a los adolescentes y jóvenes pueriles. Puede tener grados: un niño muy pequeño es un guachico y un niño que molesta es un guachuzo.

– Hodo: es un sustituto de “joder”. Se cree que viene de “jodo” y cambió la j por la h porque jodo también adquirió carácter de palabrota.

– Espantajo: aunque significa espantapájaros, normalmente se usa para insultar a alguien a quien no le sienta bien la ropa que lleva o cuya combinación de prendas es mala. Ya saben: los espantapájaros se hacían con las ropas que ya no valían, de ahí la comparación. Lo podemos encontrar en frases como “¿Ande vas, espantajo?” o “Ése viene hecho un espantajo”.

– Risión: algo que provoca risas o es motivo de burla. Se enlaza perfectamente con la palabra anterior, a saber: “No salgas así a la calle que vas hecho un espantajo y vas a ser la risión”.

– Embudeque: se dice de alguien que es muy delicado cuando come, que en general le gustan pocas cosas y protesta por lo que le ponen en el plato. Posiblemente proviene de embudo, ya que por el cuello fino de éste pasan pocas cosas.

– Desustanciado: se le llama así a alguien soso, con poco carácter. Es también un sinónimo de pusilánime.

– Esturrear: desordenar o esparcir. Se suele usar más la forma del participio a modo de adjetivo calificativo: “Recoge los juguetes, que están todos esturreaos por el suelo”.

– Regalar: además de su acepción corriente, se emplea para cuando algo se derrite, normalmente el hielo: “Se te está regalando el helado”.

– Postizas: la danza tradicional de mi pueblo es la jota y aquí no se toca al ritmo de las castañuelas, sino al de las postizas, aunque sean lo mismo. En este caso, la palabra es un catalanismo empleado sólo en Valencia y sus alrededores en el que a las “castanyoles” les llaman “postices”.

– Desatascado: adjetivo calificativo que significa listo o espabilado.

– Raspear: sinónimo de rozar. Su uso más corriente se encuentra en una frase hecha que reza así “¿Te ha dado o te he raspeado?”. Dicha frase se usa para burlarse de alguien a quien le ha alcanzado de lleno un objeto arrojado por otra persona.

– Reguñir: posiblemente la unión entre reñir y regañar, de los cuales es sinónimo.

– Taire: un golpe seco y no demasiado fuerte que se da en la cabeza, normalmente con el envés de la mano o con un par de dedos. No se da en la nuca, sino en la zona del cráneo.

Y eso es todo por esta semana. A lo largo de los próximos días voy a seguir con mi labor de recopilación y les traeré un nuevo curso de “Aprenda a hablar en gañán”. A ver si consigo hacerlo una sección fija para los domingos…

Y recuerden: ¡permanezcan tuneados, a la misma slowpokora, en el mismo slowpokanal!

Advertisements

3 Respostes to “Aprenda a hablar en gañán en cómodas sesiones”

  1. Masamune Says:

    Siempre es bueno ampliar el vocabulario XD. Yo conocía algunos como risión o espantajo, pero otros son bastante raros.

    ¿Esto es una nueva sección o un artículo suelto?

  2. Repelux Says:

    El bueno del gañán… ahora es bastante soseras en Muchachada.

  3. Superlayo Says:

    Me ha sorprendido encontrar espantajo por aquí, a mí me parece incluso normal, a pesar de que no la use a menudo. “Risión” se me ha transmitido a mí a través de Internet, que lo heredaría del Gañán ese, y a su vez de ese misterioso triángulo…

    Nosotros en Asturias usamos “raspar”, en vez de “raspear”, pero no se dice una frase como la que comentas. Un rasponazo sería una pequeña herida que te haces al rasparte, lo justo para que salga sangre o al menos se enrojezca la piel.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s


%d bloggers like this: